constelación

quise ser un mejor hombre pero me salió una cola
fue un instante con christina rosenvinge en mi habitación a solas

me dejó una constelación que saca lo mejor de mí
y su luz siempre está cayendo de pie sobre mi corazón

sus letras siempre caen bien con la música de los grillos
que entregan su alma de pie  sin rechistar y es mutuo

todos sus amigos fueron invitados a ver las estrellas desde la cornisa 

nuestras diferencias se volvieron acordes
soy el juez que los toca riéndose del culpable
y la víctima   eructa aromas de vendetta

escondida en una enorme primavera sobre un remanso de cáñamo y química
a solas en un desierto sin propietario
la sirena me dice que christina es un duende
  yo lentamente comienzo a creerle

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Álbum de ácaros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s