qué loca es la realidad

soñé con ángeles que me llevaban en peso desde lima hacia parís
viajaba por una dimensión donde las leyes eran fugaces

sobre la ciudad oculta una espiral se iba estirando debajo de mis pies
hasta que mi madre se perdió en casa

empecé a rascar mi lira para sentirme mejor
pero la onda que dibujaba un grillo me fascinaba

no fue peligroso pero sí  necesario despertar
el puño que el corazón endurecía tenía que soltar esa estrella para volver a brillar

sorteando  con calma todas esas leyes que  me ciegan

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Álbum de ácaros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s